Nueva Serie PRK 18B - Sensor para detección de objetos transparentes de Leuze

Sábado, Julio 25, 2015

         Leuze electronic lanza al mercado la nueva serie 18B, mejorando las prestaciones de la ya conocida Serie 18, en cuanto a potencia y facilidad de uso. Leuze electronic ha incorporado nuevas tecnologías para perfeccionar esta serie. El resultado es una fotocélula que le ofrece soluciones inalcanzables hasta ahora, tanto en utilización y montaje como en rapidez y potencia.
        La mayor novedad de la Serie 18B es seguramente su óptica calibrada, que permite una exactitud del haz del sensor haciendo innecesario un ajuste fino. Además, dispone ahora de una carcasa aún más robusta y menores dimensiones, adaptando el sensor aún más para su uso en entornos exigentes. También la visibilidad del punto de luz y los indicadores LED han sido optimizados para facilitar la puesta en marcha y su funcionamiento.

        El tiempo de respuesta más corto, la frecuencia de conmutación elevada, el ajuste del punto de conmutación optimizado y una función de tracking (seguimiento) que permite prolongar los intervalos de limpieza (hasta 50 veces) complementan las características destacadas de este sensor.

        Estas mejoras permiten la detección segura a altas velocidades de objetos transparentes y pequeños, incluso en condiciones ambientales muy extremas. Tenemos ejemplos en la detección de láminas transparentes en la industria de envase y embalaje, así como también la detección de vidrio transparente o botellas PET en la industria de la bebida
       El nuevo sensor incorpora una nueva lente autocolimada que es hasta ocho veces más precisa que las ópticas convencionales. Con una desviación máxima de ± 0,25° el haz de luz abre tan sólo ± 2,2 mm a 500 mm de distancia. De esta manera es casi innecesaria una alineación del sensor después del montaje y por lo tanto se evitan los componentes de montaje caros y complicados. Esta exactitud también permite detectar con fiabilidad las piezas más pequeñas durante el proceso.
       Los sensores autocolimados sólo tienen un canal óptico en comparación con los sistemas de dos lentes, por lo que no presentan ningún error angular y no tienen ninguna restricción para la posición de montaje. Por esta razón son perfectamente apropiados para la detección de botellas a corta distancia.
       La estructura sin cristal frontal delante de la verdadera lente evita los reflejos indeseados y reduce la posibilidad de condensación. La propia lente de vidrio es totalmente resistente a los rasguños y a la limpieza

      Con una cadencia de conmutación de hasta 5.000 Hz, la PRK 18B está muy por delante de los demás equipos en la actualidad. De este modo se pueden contabilizar también objetos pequeños de forma rápida y fiable. El sensor es además claramente más rápido y preciso a velocidades de transporte dinámicas / variables, gracias a los 100 μs de tiempo de respuesta. Sus 32 μs de tiempo de fluctuación abren posibilidades completamente nuevas para la precisión de detección a velocidades de transporte constantes.